lunes, 19 de febrero de 2018

RUTA CRUZ DE FERRO A MOLINASECA




RUTA CRUZ DE FERRO A MOLINASECA
Ruta desde la Cruz de Ferro (Foncebadón), hasta Molinaseca. Coincide con una etapa del Camino de Santiago, aunque no se hizo en su totalidad ya que las etapas habituales del “camino” tienen en torno a 25 km. Casi todo el trazado en bajada.
Temperatura: 6º al comenzar y 16º al finalizar.
Punto de salida: Cruz de Ferro (Foncebadón)
Punto de llegada: Molinaseca.
Distancia recorrida: 18,5 kilómetros. Cinco horas.
Altitud: Entre 1.507 (Cruz de Ferro) y 588 en Molinaseca.
Fecha: 18 de febrero de 2018.
El plano y debajo el perfil de la ruta de la Crz de Ferro a Molinaseca

La ruta desde la Cruz de Ferro (Foncebadón), hasta Molinaseca la hicimos por el mismo trazado del Camino de Santiago, utilizando parcialmente una de sus etapas, que habitualmente son un poco más largas de los 18,5 km. que nosotros hemos hecho.
Como olvidamos hacer la foto de grupo, nos ponemos nosotros que para eso hacemos el blog
No hay que hacer indicaciones de esta ruta puesto que es de lo más sencillo que podemos describir. Se trata de ponerse en el Camino de Santiago y seguir en dirección a Molinaseca, mirando las múltiples marcas que hay en el suelo y los indicadores verticales.
 
 
Aunque el primer tramo es de subidas y bajadas, pasado Manjarín llegamos a un punto en el que todo es para abajo, pasando de 1.500 a 600 metros en menos de 15 km.
 
 
Durante la ruta podemos ver a la izquierda los Montes Aquilanos que separan el Bierzo de La Cabrera. A nuestra derecha la Sierra de Gistredo con el Catoute (2.117 m.) dominando.
 
 
Este tramo del Camino de Santiago, desde Foncebadón es el más alto de toda la ruta jacobea. Está documentado desde concilio de el Monte Irago celebrado en el año 946 que los peregrinos se agrupaban en Foncebadón para seguir camino juntos y protegerse de robos, asesinatos e incluso ataques de lobos.
 
Carracedo de Compludo desde la ruta
El primer núcleo urbano que encontramos es Manjarín, antes pueblo con hospital de peregrinos y ahora con un solo residente, acompañado de unos cuantos perros y una peculiar decoración “templaria”. Allí se ofrece café a los peregrinos.
 
 
El siguiente pueblo es El Acebo. El camino y la carretera pasan por el centro del pueblo que recibe a los visitantes con unas sencillas pero atractivas balconadas de madera.
 
 
Ya estamos en la mitad de nuestra ruta y tomamos un pequeño avituallamiento que nos sirvió para comprobar la habitual amabilidad con la que los hosteleros tratan en esta zona a los peregrinos. No éramos peregrinos, pero gracias.
 
 
Otro tirón bajando y llegamos a Riego de Ambrós. Desviado de la carretera y más desconocido que El Acebo, pero igualmente bonito. El camino pasa por el centro del pueblo que está muy cuidado.
 
 
Bocadillo y, adelante. Ahora en dirección a Molinaseca. Ya quedan sólo cinco kilómetros y se acerca el final. El camino se vuelve más empinado (hacia abajo) si cabe y en el piso abundan las rocas.

 

La vegetación es más generosa al estar a menor altura; incluso el clima se nota mucho más suave.
 
Molinaseca es nuestro destino. Nos recibe el Santuario de Nuestra Señora de Las Angustias y el Puente de los Peregrinos que da acceso a una localidad dedicada a los peregrinos y con tradición industrial de embutidos y productos de la huerta berciana.

 
Al ser una localidad próxima a Ponferrada tiene bastante población y unos buenos servicios para los residentes locales y para los peregrinos. El verano la playa fluvial congrega a muchos bañistas.
Molinaseca, fin de la ruta



2 comentarios:

  1. Qué bien lo describes Pepe. Gracias a ti recorremos nuevamente el camino. A seguir caminando.

    ResponderEliminar
  2. Una chulada el blog. Entro de vez en cuando y disfruto con vuestros paisajes. Ánimo Leonesesderuta

    ResponderEliminar