lunes, 12 de febrero de 2018

RUTA SEIMEIRA (SANTA EULALIA DE OSCOS)



RUTA SEIMEIRA (SANTA EULALIA DE OSCOS)
Ruta desde el área recreativa de Pumares hasta la Cascada Seimeira, por un camino bien marcado, entre robles, abedules, avellanos, fresnos, castaños… Muy cómoda y atractiva.
Temperatura: 6º al comenzar y al finalizar.
Punto de salida y llegada: Área recreativa de Pumares a 300 metros de Santa Eulalia de Oscos.
Distancia recorrida: 8,5 kilómetros. Tres horas ida y vuelta.
Altitud: Entre 500 y 550 toda la ruta. No hay desniveles excepcionales
Fecha: 27 de enero de 2018.
Plano de la ruta.El tramo punteado es el paseo opcional a Busqueimado
Santa Eulalia de Oscos es un bonito pueblo en el occidente asturiano. Tan bonito es que en 2016 fue reconocido como “Pueblo ejemplar” de Asturias. La distancia desde León es de 250 km. si vas por Galicia y un poco más si vas por Asturias.
El pequeño equipo de hoy. Pocos, pero bien avenidos
La industria del hierro que fue importante en esta zona a finales del siglo XIX, cedió terreno a la agricultura y ganadería. Ahora ha derivado en un cuidado turismo rural y cultural, permaneciendo aún alguna explotación ganadera.
 
El pueblo de Santa Eulalia está cuidado en todos sus detalles y la oferta de alojamientos y de bares y restaurantes es excelente, con buena relación en calidad y precio. Tienen también una dinámica oficina de turismo.
 
 
La ruta (PR.AS-116) comienza en el área recreativa de Pumares, se cruza la carretera y vamos paralelos al río Agüeira hasta Pumares, donde todavía podemos observar los restos de un antiguo mazo de una herrería.
 
 
Después de Pumares comienza un sendero. Dejamos el río Agüeira a la izquierda continuamos un ligero ascenso adentrándonos en un bosque con una vegetación muy variada (alisos, fresnos, sauces, avellanos, robles, castaños...).
 
La ruta es tan sencilla y está tan bien señalizada que haremos pocas indicaciones para seguirla, ya que casi es imposible perderse. La única recomendación es que hay dos puntos donde se puede dudar si tomar el camino de la izquierda o la derecha. Pues siempre el de la derecha y ascendiendo, de lo contrario iremos a parar al río Agüeira.
 
 
El camino está casi en su totalidad protegido por paredes de piedra y la pisada es cómoda y bastante segura, aunque el suelo esté mojado.
 
La vegetación lo ha invadido todo, sin embargo se intuyen los prados del pueblo de La Ancadeira, ahora abandonado. Quedan allí restos de sus construcciones, todas de piedra con tejado de pizarra.
 
 
Cuando hicimos la ruta, llovía y no llovía, vamos eso que aquí en León llamamos “calabobos” en Asturias “orbayu” o Sestao, como dice mi amigo Carlos “chirimiri”. La cosa es que a lo tonto, cuando llegamos al coche de vuelta tuvimos que cambiarnos la ropa, sin darnos casi cuenta de que había llovido.
 
 
 
Nos acompañó todo el camino una amigable perra blanca de raza labrador, que está acogida en Pumares. Nos dijo una persona que un día apareció abandonada allí y que bueno, la comida no le puede faltar a nadie por lo que la alimentan a diario. La perra elige unos senderistas y hace la ruta con ellos y vuelve también con ellos. Nos eligió. Pues ¡muchas gracias! La perra sabe la ruta de memoria y evitó que dudáramos en alguna parte del camino.
 
 
La perrita se integró tanto con nosotros que cuidaba de nuestras cosas
Como en todos los lugares de España la zona tiene sus leyendas y también sus formas de conservar los alimentos. Aquí nos indican mediante cartelería la leyenda del desterrado y también la peculiar forma de conservar las castañas en lo que llaman “corripias”. Presentamos las imágenes para no alargar el texto.
Cartel con el texto de las "corripias". Lugar donde guardaban castañas
Leyenda del Valle del Destierro, pinchar para ampliar
 
Tuvimos suerte y la Cascada Seimeira tenía mucha agua, con lo que la vista y el oído salieron satisfechos de la experiencia.
 
 
 
La cascada es el final de la ruta y se vuelve por el mismo camino.
La Cascada Seimeira estaba impresionante por el abundante caudal de agua del Río Agüeira


4 comentarios:

  1. Qué imágenes tan preciosas. Entran ganas de calzar la bota.El paisaje impresionante. Muy bonita. Ánimo para la siguiente.

    ResponderEliminar
  2. Preciosas imágenes. Naturaleza pura. Sosiego y paz. Por unos minutos me he adentrado en pleno bosque gracias a estas fotos tan maravillosas. Gracias por ofrecernos este espectáculo. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ESO NO ES UNA RUTA, ES UN PASEO ROMÁNTICO A VER SI ENGAÑAS A LA "SEÑÁ" TERE.... CUCO.¡¡¡¡. LEO

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué preciosidad! Un panorama increíble. Gracias por ofrecerla. Tendremos que hacerla.

    ResponderEliminar